El desafío de comunicar más allá de las notas de prensa

El desafío de comunicar más allá de las notas de prensa

Los profesionales que trabajamos en Comunicación para empresas nos enfrentamos con frecuencia a un enorme desafío: ¿cómo hacemos para lograr que una pequeña marca sea noticia, salga en los medios y los periodistas se interesen por ella? Es el verdadero objetivo de nuestros clientes: quieren salir a toda costa. Pero la fórmula de enviar notas de prensa se ha vuelto rancia y absurda para los periodistas: ellos quieren noticias, no comunicados. Es así como debemos dar una vuelta de tuerca para superar toda esta situación.

Porque creemos que nos hemos adaptado, pero no. No ha terminado aún la transformación de los medios de comunicación. La irrupción de lo digital, la crisis del 2008, el fin de la publicidad, la llegada de las redes sociales y el descubrimiento por parte de las marcas de otras vías para llegar a su público terminaron de ponerle la puntilla a la prensa (quizá esta crisis había empezado mucho antes). 

El acceso a los medios de manera gratuita a través de Internet no facilitaba la conversión. El ansiado lugar de ser una plataforma de pago se antojaba arriesgado a todos los medios y sólo algunos -tras ver los caminos recorridos por algunos grandes como el Washington Post- se atrevían a solicitar el pago para ver determinados contenidos. Con el tiempo esta fórmula se fue asentando y hoy vemos normal que todos los periódicos reserven sus mejores contenidos sólo a suscriptores

Por otra parte, la transformación digital de los medios ha traído la terrible mala práctica del “clickbait”. Esta técnica de redacción -que es una seria amenaza para el periodismo– consiste en buscar titulares llamativos que atraigan el click fácil del lector, aunque luego el contenido de la información no sea exactamente el que reclama a portada. La tentación es muy grande: todos vivimos en el mundo del click, nuestros éxitos se miden en visitas. A más clicks, más ingresos por publicidad. Y al contrario. Y sí, claro, seguimos dependiendo de la publicidad. 

Y en toda esta marabunta, las medianas empresas luchan por hacerse un hueco entre las grandes informaciones. Generan acciones de relevancia, logran impactar sobre la vida de las personas, innovan y logran importantes objetivos y la mayoría de las veces sus éxitos quedan sumidos en el abismo de la invisibilidad. Sus apariciones en medios quedan relegadas a la simple nada por no tener una marca lo suficientemente fuerte como para salir en medios. O a lo mejor porque no saben cómo hacerlo…

Porque lo cierto es que estas pequeñas y medianas empresas también pueden ser como David contra Goliat con los medios. Afortunadamente sigue habiendo periodistas que se interesan por historias novedosas si son bien abordados. Medios que ven interesantes informaciones que les han llegado bien vendidas. Noticias que no se envían como comunicados y que logran impacto en medios, a pesar de no venir de marcas conocidas. Es el nuevo mundo de la Comunicación: el que huye de las notas de prensa y valora la información

Y tú, ¿también estás interesado en lograr atención de los medios para tu empresa?