Sin estrategia se sabe sólo que se avanza, pero no hacia dónde ni cómo.

La experiencia que dan los años de trabajo en medios, junto al análisis de miles de publicaciones y noticias de todo tipo, permiten entender el funcionamiento del proceso de la comunicación y de la imagen pública.

Saber el lugar del que se parte y no perder de vista el objetivo que perseguimos, permitirán establecer la estrategia y el camino más adecuado, tomar las decisiones adecuadas y escoger las palabras exactas. La precisión del término, del modo y del momento cuentan. En comunicación todo cuenta.