El Canvas, la comunicación y el marketing de la mano

La primera vez que oí hablar de un Canvas me pareció una herramienta fantástica muy útil, pero poco usable una vez realizado. Es decir, dibujar tu modelo de negocio en un lienzo siguiendo los pasos recomendados te ayudaba a tener una visión global de tu empresa, ayudándote a ver sus puntos débiles y detectando dónde debía reforzarse o qué no se debía descuidar. Y poco más. Es decir, era una gran herramienta teórica que de poco servía en la práctica o en el día a día.

Pero me equivoqué. Y mucho. Me lo advertían quienes la usaban con frecuencia. Y finalmente la realidad ha terminado por darme de bruces con la realidad: el canvas model bussines es una herramienta muy práctica a la hora de diseñar, por ejemplo, las acciones de marketing y los planes de comunicación estratégicos. Precisamente por aportar esa visión global pero centrada en el detalle de lo trascendente, he descubierto que me sirve para ayudar a mis clientes a detectar los mejores caminos que dentro de la comunicación y el marketing.

Es curioso como en los casos en los que el negocio falla por algún planteamiento de base en su comunicación, parte de ese fallo se corrige con una simple mirada al lienzo del modelo de negocio -siempre que esté bien hecho, claro-. La solución al problema de comunicación suele estar escrita en el lienzo o el lienzo necesita ser dibujado de nuevo 😉
Para aquellos que no estén familiarizados con esta herramienta explicaré que es un gráfico en el que se dibuja el modelo de negocio, siguiendo un esquema preestablecido y dando un resultado global muy visual y bastante aceptable. Además, en los últimos años se ha establecido como el modelo válido para todos los negocios sobre todo si son innovadores, y del que deberían partir todos en algún momento de sus inicios. Es el llamado ‘Canvas’ (en realidad, Bussines Model Canvas) del que tanto se ha escrito ya y yo no voy a repetir. 
Sí haré hincapié, sin embargo, en lo importante que resulta dibujar este gráfico sin cometer errores para poder ir defendiendo (o atacando al público objetivo) todas nuestras bondades según sea nuestra propuesta de valor, nuestros recursos clave o repensemos sobre nuestro público objetivo y sus gustos: lo que piensan y valoran de nosotros frente a la competencia. Y así con prácticamente cada apartado del Canvas. Es así como sabremos redescubrir las claves con las que tendremos que comunicarnos con nuestros clientes, los secretos que harán que nuestros futuros clientes despierten de su ‘letargo’ y descubran y valoren nuestro negocio/producto por encima de los demás hasta comprarlo.  

Un comentario en “El Canvas, la comunicación y el marketing de la mano

Deja una respuesta