Comunicar es muchas cosas a la vez. De todas las definiciones que la RAE propone, nos quedamos con las siguientes: hacer partícipe de lo que se tiene; hacer saber algo; conversar; transmitir señales con un código común; establecer medios de acceso; propagarse.

¿Necesitas comunicar? Seguro.

Porque quieres hacer saber a los demás lo que tienes, ya sean productos o servicios que le puedan interesar (clientes potenciales y actuales, socios o incluso tu competencia).

Porque quieres que los demás sepan algo en concreto de ti o tu empresa: renovación, incorporación de nuevos servicios, lanzamiento de ofertas, consecución de logros, avances o información general de interés.

Porque debes conversar con los usuarios de tu marca en los medios en los que ellos se encuentran: las redes sociales. Sí: son imprescindibles para todos. También para tu negocio.

Porque debes utilizar el mismo código que ellos usen, ya sea en Facebook, Twitter, Instagram, Youtube… Algunos te encontrarán en una televisión, te verán en un periódico o te oirán por la radio. Y otros visitarán tu página web y rastrearán el resto de resultados que aparecen tras googlear tu nombre…

Porque quieres ser accesible. Y para ello debes abrir canales de comunicación donde el mensaje pueda ser de ida y vuelta. Es el tiempo de la comunicación 2.0 y no puedes darle la espalda: hay que ser accesible y, además, tolerante.

Y porque debes propagarte. Como negocio, marca, producto o servicio debes ir más allá de donde estás. Tu obligación es crecer. Y comunicar, sin duda, te va a ayudar.