Súmate al cambio …de eslogan!

Demasiado fácil, lo sé. Pero no he podido contenerme. Y eso que es bueno. El lema electoral elegido por el Partido Popular para la cita con las urnas del mes próximo es, a mi juicio, un buen eslogan. La única pega es su falta de originalidad.

La alusión al cambio es bastante frecuente en las contiendas electorales, cosa lógica por otra parte. Ya en 1982 Felipe González ganó las elecciones generales con el lema “Por el Cambio”:

Pero  no es el único caso. Más recientemente, Sebastián Piñera logró hacerse con la presidencia de Chile gracias al eslogan que -exactamente el mismo- ha elegido en esta ocasión el PP: “Súmate al cambio” 
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=bWlABrCtBYQ]
Claro que también, todo hay que decirlo, según refleja el vídeo electoral del PP, su lema es bastante menos festivo que el chileno. Más bien es una llamada a la esperanza (para salir de la crisis) pero también al esfuerzo (son constantes las alusiones al espíritu deportivo y de superación). Y esto, a mi entender, supone cuanto menos un ejercicio de franqueza por parte del PP. Como si nos dijeran: vamos a salir de la crisis, sí, pero nos va a costar. Está bien, sin engaños y con esperanza. 
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=DWcDF3DY50Q]
Y en sentido totalmente contrario, el lema elegido por el PSOE: “Pelea por lo que quieres”. Con claras alusiones y llamadas a la acción y dirigido a despertar a su electorado, al que imagina escondido y sin acudir a las urnas en la próxima cita electoral. 
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=75Lb7uNdB38]
Pero el eslogan del PP no sólo fue elegido por Sabastián Piñera ayer y por Mariano Rajoy hoy. Ya en las pasadas elecciones autonómicas y municipales de nuestro país fue el lema acuñado por el candidato socialista en Canarias, José Miguel Pérez (actual consejero de Educación del gobierno canario) y por el candidato del PP en la localidad cordobesa de Cabra, Fernando Priego. Por cierto, el socialista perdió las elecciones. El popular, con el mismo lema, las ganó en su pueblo. ¿Qué pasará con Rajoy?  

ETA: el lobo se disfraza de cordero a un mes de las elecciones.

Desde el principio me olió mal. Como a chamusquina. Ahora ya me huele cada vez peor. El anuncio de la banda terrorista ETA a un mes de las elecciones anunciando el “cese definitivo de la violencia” es un espejismo de triunfo de la democracia que ojalá fuera cierto, pero que a estas alturas me escama que haya quien se lo crea. 

En el año 2006, hace muy poquito, hubo una escenificación similar a la de ayer: la banda lee ante las cámaras un comunicado por parte de algunos de sus miembros encapuchados. Y terminaron con el puño en alto gritando en vasco no pararemos. Igual que ayer. Entonces bastaron sólo unos meses para que finalizara esa tregua trampa, calificada de “alto el fuego permanente”. La de ayer fue llamada “cese definitivo de la violencia”. ¿Hay mucha diferencia entre una y otra denominación? Porque yo no la encuentro. Bueno sí, que en el 2006 metieron la pata atentando en la T4 de Barajas y esta vez tenemos que creerles que no volverán a matar. Ojalá sea cierto. Lo malo es que yo ya estoy pensando que esto es como el cuento del lobo, que viene disfrazado de corderito hasta que obtenga lo que busca. 
Y si además de la hemeroteca tenemos en cuenta el calendario, la declaración de la banda tiene una menor credibilidad todavía. Exactamente a un mes de las elecciones. Justo seis meses después de que Bildu lograra posicionarse en el País Vasco como clara alternativa al PNV y se alzara con la alcaldía de San Sebastián. Tres meses y medio después de que el ministro de Interior, el que ha encabezado la lucha contra ETA durante la última legislatura, dimitiera de su cargo para presentarse a las elecciones como candidato del PSOE. 
Precisamente el mismo día del anuncio de la banda, el ex presidente del Gobierno socialista, Felipe González, realizó unas declaraciones sorprendentes que pasaron desapercibidas por el propio anuncio de la banda. El ex presidente aseguró que “el resultado del 20-N no va a ser el que todos piensan”. ¿Qué tal? ¿Verdad que sí, que todo esto huele un poco mal? 
¿Y qué les parece si les digo que hay quien piensa que Zapatero se merece el premio Nobel de la paz por acabar con ETA? A lo mejor les parece normal, pero a mí no. Y cada vez huele peor.  
ETA ha estado presente en todas las elecciones democráticas del país, tal y como recordaba ayer la agencia EFE y recogían todos los diarios. Esto de hoy no es más que otro intento (diferente, eso sí, sin sangre por ahora) de irrumpir en el proceso democrático. No es que sea agorera. Es que no me lo creo. Es que el anuncio de hoy es el precio que pagan por estar en las elecciones municipales. Y estaba guardado hasta hoy porque era cuando convenía al que entonces lo pactó. Dentro de un mes lo veremos. 

Políticos en Twitter: así no, por favor.

Todavía no me he recuperado del pasmo. Y yo que estaba tan contenta por la adopción de las nuevas tecnologías por los políticos de la vieja escuela… La verdad es que han adoptado las herramientas, sí. Otra cosa muy distinta es la filosofía y el espíritu colaborativo, de confianza y transparencia que rigen las relaciones de la llamada Web 2.0. Juzguen ustedes mismos. Mi análisis de lo sucedido, al final del post.

Reproduzco a continuación una conversación en Twitter entre dos políticos de primera línea de nuestro país, en plena precampaña electoral. Lo que podría haber sido un gran titular en este y otros blogs del estilo: “Nuestros políticos debaten en Twitter a la vista de todos”, se ha convertido en un capítulo que esperamos no tengamos que presenciar nunca más.

@conRubalcaba y @gonzalezpons se enzarzan en una discusión en Twitter. Todo empezó con este tweet del candidato socialista que, por cierto, no firmaba él:
 

A lo que el portavoz popular respondió con rapidez y elocuencia,directamente al candidato socialista: 
Y después, porque no conoce el truco del .@reply (para que la respuesta le aparezca a todos tus seguidores y no solamente a los comunes que tengáis el otro y tú), volvió a la carga sin citarle por su nick: 
El equipo de Rubalcaba no soportó la presión y entró al trapo: 
A lo que el popular contestó de la siguiente manera:
Y de nuevo el equipo socialista responde, pero ahora en otro tono: 
Y ya sólo nos queda el final que aportó González Pons en las dos primeras imágenes (las dos siguientes fueron unas horas después): 
Parándome a analizar lo sucedido, lo resumiría en el título de este post: señores políticos que están en Twitter, practiquen Twitter sí, pero así no por favor. No es constructivo y no nos aporta nada. Parece que sólo lo utilizaran como medio de desahogo, de decirse “cuatro cosas” a la cara (así, en plan macarra). Y aunque a veces en el Congreso sean comunes este tipo de diálogos basura, los ciudadanos no terminamos de acostumbrarnos a que eso sea adecuado. Eso, en primer lugar. 
En segundo lugar, al equipo de Rubalcaba le han metido un gol con este debate. Entró al trapo desde la propia cuenta del candidato, sin que lo firmara él sí, pero dialogando con alguien del otro partido que no es candidato. Error de primero de comunicación política. Después reaccionó y trató al portavoz popular como a otro troll cualquiera que spamea: ignorancia después de un correcto aviso. (Nota para los incrédulos de las teorías: la estrategia funciona, a la vista está). Para una próxima vez, estaría bien que el equipo se planteara que le respondiera en Twitter alguien de un segundo nivel, la directora de campaña, militantes de base o incluso desde el propio partido. Aunque entiendo que responder a todos forma parte de la filosofía Twitter, pero seguimos haciendo política y es muy difícil aplicar la línea divisoria.  
Y en tercer lugar, apuntar un tanto a González Pons por conseguir que la cuenta de Rubalcaba en Twitter le entrara al trapo. Pero es lo único a su favor. Y bajo mi punto de vista le ha costado caro. La imagen de incontinencia verbal tuitera que nos ha dejado a todos no es nada positiva (siempre puede haber un friki dispuesto a montarle un post a base de pantallazos, como he hecho yo ;)). Le han terminado tratando como a  un troll de los que le espamean y molestan a él, y es bastante pésimo para su imagen. Y por último: estaría bien que le enseñaran algunas técnicas de Twitter que ayudan en la conversación, como lo de incluir un punto (.) antes del nick de la persona a la que se responde (muy útil al hablar de políticos, cuyos seguidores comunes sólo son periodistas o frikis de la política). O incluir RT’s editados, le ayudaría también a exprimirse las neuronas buscando mejor las palabras y sintetizando los mensajes. Así es más fácil seguir el diálogo y, además, seguro que no caben insultos . 

Las primeras 24 horas de @marianorajoy en Twitter

Lo esperábamos desde hace mucho. Sabíamos que vendría desde hace unas semanas. Sólo lleva un día con nosotros y ya nos ha dado mucho que hablar.

@marianorajoy está en Twitter y sus primeras 24 horas en esta red han sido meteóricas. A los diez minutos de lanzar su primer tweet, rozaba los 400 seguidores. A los 30 minutos, la cifra se había convertido en 2.000. En una hora superó los 4.000. Y ahora que llegamos a su primer día de vida en Twitter, @marianorajoy tiene casi 20.000 followers. Mientras que @conRubalcaba, el twitter oficial del otro candidato a las próximas elecciones generales, tardó dos días en alcanzar 10.000 seguidores.

La utilización de Twitter como herramienta de comunicación e intercambio de información ha crecido exponencialmente en los dos últimos años. Y ha sido durante las campañas a las últimas elecciones (catalanas primero y municipales y autonómicas después) cuando se ha convertido en el lugar obligado para todo candidato que presuma de estar en el mundo actual. Si la presencia en las redes sociales entran siempre dentro de una estrategia en redes sociales, el mantenimiento de un perfil en Twitter requiere la aplicación de unas reglas diferentes a las usadas en cualquier otro Social Media. Como ya he explicado anteriormente en este otro postTwitter es una gran herramienta capaz de ponerte en contacto y al mismo nivel con personas con las que jamás te hubieras imaginado que podrías hablar. Es para los periodistas un potente canal de comunicación que están en la obligación de conocer y dominar para estar en la actualidad. Y es para las marcas, personalidades, políticos y empresas un gran espacio en el que sus clientes, fans, votantes y ciudadanos en general les buscarán. Y donde si no los encuentran, los suplantarán.  Y donde, además, los que allí habitamos, los tuiteros, formamos una comunidad especial. Dentro de poco @marianorajoy lo entenderá. 


Analizando por encima la entrada del candidato del PP en la red de los 140 caracteres, llama la atención que haya querido firmar sus primeros cinco tweets (La utilización de las siglas MR suponen una firma, imitando la que Obama anunció que utilizaría en el twitter del presidente de los Estados Unidos en las actualizaciones que realizara personalmente: BO). Muy bien. No sólo @marianorajoy se ha atrevido a entrar, nos ha avisado de que no siempre gestionará él la cuenta, sino que además parece que le ha cogido gusto. Nos alegra. Enormemente. 


Pero hay algo que @marianorajoy aún no sabe de Twitter y que Daniel Ureña se ha olvidado de incluir en su oportuno post sobre sus consejos para candidatos recién llegados. Y es que una cosa que siempre hacemos los twiteros es contrastar los followers y following del personal, para saber con quién estamos hablando. Con echar un vistazo a la lista de las personas que sigue nos hacemos una idea de sus intereses. Y si no los conocemos, con pinchar y leer su bio y sus últimos tweets suele bastar para detectar el grado de interés que ese twitero despertó en nuestro candidato.   


Bien, pues justo después de que @marianorajoy lanzara ayer su primer tweet, me lancé como una posesa a escudriñar su lista de followers. Mil preguntas me acechaban: “¿quién le llevará la cuenta? ¿quién se la creó hace ya tiempo -como ha reconocido el propio partido-?, ¿quién es el primero, el elegido, al que @marianorajoy hizo su primer follow? …Como todo el mundo sabe, la lista de followers y following siguen un escrupuloso orden cronológico. Y ésto fue lo que encontré: 





Los 44 primeros following de @marianorajoy responden a twitteros normales y corrientes, muchos de ellos estudiantes, sin bio definida y con avatar de huevo. ¿?. No entendía nada, me decía. ¿Qué criterio ha seguido su equipo para elegir a los primeros que conformarán su TL? No tenía ninguna lógica. ¿Qué leerá @marianorajoy en Twitter? …porque leerá, verdad? 


Pues investigando y contrastando listas de followers/following he llegado a esta conclusión.  La cuenta @marianorajoy debió ser registrada hace tiempo (como ha reconocido el propio partido) por alguien del PP. Seguramente, algún miembro de NNGG que fue lo suficientemente rápido como para registrar el nombre antes que nadie. Hace tiempo, debió empezar a hacer follows indiscriminadamente, por sus propias preferencias, para ver las reacciones, bromear con sus amigos o por un criterio que se me escapa. Nadie le tomó en cuenta ya que sin bio y sin tuits, ninguno reconoció al presidente del PP en el que hoy es su nick @marianorajoy. 


Hasta que por fin, el equipo convenció al líder. Y el candidato a Presidente se estrenó en Twitter. ¿Quién se enteró primero?… qué grande conocer la respuesta. Su primer following, @jesusjhernández, periodista de la web de El Correo, lo tuitéo a los 20 minutos de que se produjera. 

Hmmm… Qué extraño! Y de repente, en el following nº 47, su mano derecha José Luis Ayllón y en el nº 48 su mano otra mano derecha Soraya Saénz de Santamaría. Sí, esto tiene ya más lógica. A partir de ahí, todos los follwing de @marianorajoy responden a un criterio con el que se puede estar más o menos de acuerdo, pero claro y evidente: gente de su partido en primer lugar, periodistas y creadores de opinión en segundo lugar. 


Pero, cuál fue el último follow que hizo @marianorajoy sin un criterio lógico? Éste. Se llama Alexia Abellán. Sigue a seis personas, le siguen siete y tiene un único tweet. Y si nos fijamos bien, la primera persona que siguió a Alexia Abellán, sin foto, sin bio y sin tweets fue… MARIANO RAJOY!!! Bingo!!! 





Por cierto. Ahora, justo cuando acaba de cumplir @marianorajoy sus primeras 24 horas de vida, ha emitido 5 tweets, ha superado los 20.000 seguidores y sigue a 360 personas. Su follow nº 360 es Santiago Segura.  


Y una última curiosidad, cuando @conRubalcaba hace referencia a su principal oponente en su carrera hacia La Moncloa, lo nombra en Twitter como Mariano Rajoy, y no por su nick @marianorajoy. ¿Se atreverán algún día a hablarse por Twitter, en 140 caracteres, delante de toda España?



El adelanto del candidato R

El adelanto electoral es la gran esperanza del PP. Es “el” argumento del PP, de hecho. Y lo último que le gustaría hacer a ZP. Pero después de la presentación de Rubalcaba como candidato, parece como si ZP ya pintara poco.

Gracias precisamente a la oficialización en la toma de riendas por parte del ex-ministro de González y Zapatero, el PSOE goza de una imagen y una fortaleza que hace tiempo que no tiene. La debacle electoral de las municipales y autonómicas del 22 de mayo ha sido superada con fuerza por la puesta en escena del candidato R (¿o debería decir candidatoR, al más puro estilo Chiquito de la Calzada?).

Su discurso estuvo plagado de guiños y de giros hacia la izquierda más pura. El hecho más destacable, quizá, el de señalar de nuevo a los bancos como culpables de la crisis y proponer que sean quienes paguen una tasa especial para la creación de empleo. Por lo demás, una buena campaña de imagen, una puesta en escena impecable y una gran estrategia de comunicación con resultado de unas ilusiones renovadas para el socialismo -que buena falta le hacían-.

Sólo la proclamación del candidato R ha logrado suficiente entusiasmo entre sus filas como para despertar el socialismo oculto, agazapado y avergonzado de los votantes. El gran respaldo mediático con el que cuenta Rubalcaba, y su alta capacidad para la comunicación, alienta entre los suyos los deseos de un cara a cara con el otro candidato R, el Registrador de la propiedad (en el que todos dan a Rajoy por perdedor, por cierto).

Además, su salida del Gobierno permite al candidato R denunciar las malas prácticas de quienes hasta ayer seguían sus indicaciones como vicepresidente segundo. Le permite hacer oposición al presidente que le designó y le quitó piedras en el camino -evitando la presencia de Chacón en las primarias-. Y puede asegurar, sin que le tiemble la voz ni la vergüenza, que él tiene la solución para crear el empleo que se destruyó durante su permanencia en el Ejecutivo.

Es precisamente la fragilidad de sus argumentos, la falta de coherencia en que ahora puede lo que antes no supo, pudo, quiso o se le ocurrió hacer, lo que juega a su contra en el tiempo. La crisis no se va a solucionar en cinco meses, la economía no va a recuperarse de aquí a que se agote la legislatura, al contrario (hoy mismo la prima de riesgo española supera los 350 puntos, lo nunca visto). Pero sí puede acabar la ilusión que su designación ha logrado insuflar a sus débiles filas. Hacía tiempo que los socialistas no se sentían orgullosos de serlo. Y eso, puede no durar siempre.

Señores candidatoRs, apuren sus maquinarias. Un país entero les espera.

¿Debe temer el PP al 15-M?

Gráfica de Democracia Real Ya 

Las elecciones municipales y autonómicas nos dejaron un montón de sorpresas. En primer lugar, al parecer España se volvió azul, tras perder el PSOE feudos históricos como los Ayuntamientos de Barcelona y Sevilla, la Comunidad de Castilla la Mancha y la de Extremadura.

En segundo lugar, aumentó la participación sensiblemente (2,2 puntos). Precisamente en unos comicios en los que los políticos se presentaban con el mayor descrédito cosechado nunca ante la ciudadanía, llegando a ser la tercera preocupación de la sociedad española según el CIS.

En tercer lugar, el voto en blanco, el voto nulo, y algunos partidos minoritarios (sobre todo UPyD e IU) obtuvieron resultados históricos. Y a pesar de todo, el PP arrasó. El PSOE fracasó estrepitosamente. Tanto, que la candidatura nunca anunciada de Chacón para las primarias de su partido tuvo que ser inmolada para que no se cuestionara la autoridad de su jefe y mentor, José Luis Rodríguez Zapatero.

Y todo esto con #acampadasol en pleno auge, con #acampadabcn también y con tantas otras acampadas en las ciudades españolas que habían seguido el lema de #tomalacalle y miraban los resultados electorales de reojo y con indiferencia.

El PP sigue pensando que es un movimiento de izquierda, que cuenta con muchos ingenuos a los que han convencido, pero que está manipulado y seguirá beneficiando a la izquierda. Pero no. A quien beneficia es al PP. A pesar de tener menos votos que en anteriores elecciones, los populares han sido los ganadores absolutos. Nuevamente, la Ley D’Hont aplicó la ley de la ventaja. Y la diferencia fue mayor.

¿Debe temer el PP al 15-m? Aparentemente no: hasta ahora les ha beneficiado. Sus votantes son fieles, los que siempre están movilizados y motivados para votar. De seguir así hasta las generales, el votante de izquierda seguiría descontento con los socialistas, premiando a Rosa Díez, a Izquierda Unida y a la abstención o el voto en blanco. Al estar más fragmentado, sería el de Rajoy el partido claramente beneficiado. Y esto, siguiendo la doctrina Arriola: sin hacer nada.

Pero ¿qué ocurriría si fuera el PSOE el que diera el paso al frente? Probablemente la Conferencia Política socialista de otoño -toda vez que se ha negado la vía del Congreso Federal que pedían algunos (junto con la cabeza de ZP)- podría ser capaz de entonar el mea culpa, asegurar que han escuchado a los ciudadanos y prometer que todo va a cambiar. Mientras, callará que todo permanecerá igual. Pero el paso ya estaría dado. El PSOE lo habría dado y al PP de nuevo les habrían adelantado. Por la escuadra.    

¿Se desmorona el Gobierno andaluz?

Vaya tela con el gobierno de la Junta de Andalucía. Vaya telita, en realidad, con el Gobierno de Griñán. Si es que pone un circo y le crecen los enanos…

Por si no tuviera poco con los macroescándalos que salpican a la Junta: lo de los funcionarios, lo que se está destapando de los EREs y lo que queda por destapar (aquí estaba ‘untao’ hasta el apuntador)… Ahora va Pizarro y no se le ocurre otra cosa que dimitir justo en la semana que toda España aplaude que ZP haya dicho que se va. Ya lo ha dicho el portavoz del PSOE, Mario Jiménez, que flaco favor le ha hecho al partido. Y tanto. Como que ahora que se habla de Rubalcaba y de Chacón como ‘presidente’ a un mismo tiempo, mucha gente se cuestiona el ‘dedazo’ de Chaves sobre Griñán.

El propio ex-presidente andaluz ha dicho que el quiera ver una crisis entre él y el actual presidente tras la marcha del consejero gaditano está “pinchando en hueso”. No, si hueso es lo que le debe parecer ahora a gran parte del Gobierno andaluz el tener que enfrentarse a la sociedad como si todo estuviera ok. Como si nadie se estuviera planteando unas primarias en el PSOE andaluz, como si todos creyeran que Griñán va a ser el candidato perfecto para remontar la crisis de credibilidad y de gestión que causan el descalabro de las encuestas. Y eso a pesar de que Rubalcaba haya dicho “yo quiero que Griñán sea candidato” (parece como si ya se viera como presidente, no?)

Aquí tratarán de que pase el tiempo, de que nuevos escándalos (ahora para el hijo de Chaves) vayan tapando  algunas otras cuestiones que preocupan y ocupan a muchos. Seguro que hay más de uno que está frotándose las manos al ver el deterioro del gobierno andaluz. Lo que no sé es quién estará más contento: si desde las filas del Partido Popular o alguien desde las del PSOE…

Hoy es el primer día del resto de la legislatura: ¿cómo va a influir el adiós de ZP?

Reproduzco aquí el análisis realizado por Borja Ventura para lainformacion.com con la colaboración, entre otros, de la autora de este blog.

Es lunes, pero no es un lunes cualquiera. Al menos en lo político. “Rajoy se va a tener que poner a trabajar”, ironizaba este domingo José Luis Rodríguez Zapatero en un mítin en Murcia. Era su primera aparición pública tras anunciar que no repetiría más como candidato socialista. “Esto le va a venir muy bien al Partido Popular: que se pongan a trabajar en un proyecto”, insistía. Y es que la salida de Zapatero parece cambiar el panorama en tres frentes: las elecciones autonómicas que hay en 49 días, las elecciones generales que hay en 11 meses, y en el mensaje del principal partido de la oposición.
Para empezar la salida de Zapatero beneficia al PSOE, según los analistas. Rafa Laza, consultor político, considera que su salida “es buena para el PSOE pero llega tarde”. Sònia Pereda, politóloga, considera que el adiós del presidente debe interpretarse “más como una oportunidad que como una debilidad”. A medio camino se queda Xosé Ramón Rodríguez-Polo, profesor de comunicación política: “Renuncia, pero se queda: la presión interna de su propio partido se impuso y él tuvo que renunciar, y a la vez ha decido hacerle caso a Botín y quedarse hasta el final, por lo que su presencia seguirá haciendo mella en su propio partido”.
El mensaje del PP
Lo más inmediato en el panorama es un posible cambio en la comunicación del Partido Popular, que ha pasado gran parte de la legislatura centrando sus críticas en el presidente del Gobierno. El cambio se empezó a notar en cuanto Rubalcaba se situó como el hombre con más poder en el Ejecutivo después del propio Zapatero gracias al cambio de Gobierno de finales de 2010. En ese momento el PP intensificó la carga contra el vicepresidente, el candidato que más suena como sucesor, por el supuesto chivatazo a ETA en el Bar Faisán durante la tregua de la legislatura pasada.
El objetivo del PP se situará ahora sobre todo el Partido Socialista, según dejó entrever la vicesecretaria de organización Ana Mato. Sin embargo, en opinión de Laza “al PP no le afecta demasiado el cambio porque Zapatero no repite pero no dimite, por lo que podrá seguir criticando su figura e insistirá en que ‘lo que tiene que hacer es irse de una vez’ “. “Además, podrá hablar de incertidumbre y de Gobierno en decadencia, que siempre crea inestabilidad”, añade. “La situación que se avecina no hace más que aumentar las posibilidades de éxito del PP”, según Rodríguez-Polo.
Algo parecido ve Roberto Rodríguez Andrés, investigador de comunicación política: “El PP podrá seguir con su estrategia si quien sale elegido es un miembro del actual Gobierno, como parece. El nuevo candidato tendrá muy difícil separarse de lo que ha sido la acción de Gobierno, como le pasó a Rajoy en 2004”. La misma idea tiene Marc López, ex jefe de gabinete de una conselleria catalana, que cree que el PP “seguirá con lo de que la crisis es cosa del PSOE”.
Distinto lo ve Pereda: “El mensaje del PP debería evolucionar”, considera. “Para maximizar la distancia deberían proponer su propia gestión con un mensaje mucho más positivo que el hecho hasta el momento”. Y concluye: “Ir a la contra es fácil, lo difícil es criticar proponiendo sus propias medidas y que éstas sean bien vistas”. Elena Barrios, consultura de comunicación, considera que el PP “mantendrá la idea de las elecciones anticipadas y de que un presidente interino no es la mejor opción para el país”. El mensaje, prevé, cambiará tras el verano: “El PP tendrá la tarea de que los ciudadanos vean al candidato del PSOE como ‘heredero de ZP’, ‘que son los mismos’ y que ‘ya sabemos a dónde nos han llevado’ para contrarrestar el ‘aire fresco’ del nuevo candidato frente a un Rajoy que se presenta tras dos derrotas”.
Municipales: quedan 49 días
El siguiente paso es saber si la salida de Zapatero conseguirá levantar la ‘losa’ de la que algunos barones regionales se quejabanEl más claro hasta la fecha ha sido José María Barreda, presidente de Castilla-La Mancha, que no disimulaba su satisfacción tras el anuncio del presidente del Gobierno. En su opinión, la caída en intención de voto del PSOE de Zapatero (casi ocho puntos por debajo del PP, según la última medición del CIS) complicaba el panorama electoral. La cuestión está en saber si a menos de dos meses de las elecciones habrá tiempo suficiente como para remontar el vuelo.
Sònia Pereda considera que Zapatero representaba “un lastre para los candidatos socialistas”, por lo que “es posible que la noticia les dé un respiro y mejore un escenario político ya de por sí difícil por el contexto económico”. No lo cree así Elena Barrios, consultora en comunicación, para quien los candidatos del PSOE “van a tener muy difícil convencer a su electorado de que traen cambios” porque “el daño ya está hecho”; la única salida, en su opinión, es “una estrategia agresiva para movilizar a su electorado desencantado”.
Rodríguez-Polo, en la misma línea, ve “dífícil que la tendencia cambie, incluso es probable que se recrudezca ya que el líder del PSOE acaba de asumir su mala gestión”. Rodríguez Andrés ve su salida como “un refuerzo para el electorado socialista y un intento de movilizar a quienes tuvieran pensado no volver a votar al PSOE, por lo que es previsible que tenga impacto en los próximos sondeos… lo que habrá que ver es la duración de ese efecto”.
Generales: quedan once meses
Lo más lejano, y por tanto lo más incierto, es el efecto que la salida de Zapatero pueda tener en las generales de 2012. Queda un año por delante en el que la crisis y la política antiterrorista van a marcar el paso a un candidato que dispondrá de poco tiempo para intentar remontarle las encuestas a Rajoy. Pereda cree que el PP “utilizará las primarias para intentar debilitar al PSOE” porque las primarias “suelen ser tratadas como una debilidad interna”, pero advierte: “Rajoy fue puesto ‘a dedo’, y desde un punto de vista democrático no es un buen ejemplo”.
En la misma idea incide Elena Barrios, para quien las primarias supondrán “un refuerzo, un ejercicio de democracia interna” del que saldrá “un candidato que intentará, sea quien sea, arropar su candidatura con personajes de solvencia en la gestión, sobre todo económica” al tiempo que presentar el legado de las políticas sociales” de Zapatero. Las primarias, segúnCarlos Ruiz Mateos, gerente de Asuntos Públicos en Llorente y Cuenca, “robarán al PP ese protagonismo que vienen acumulando gracias a un mensaje catastofrista muy plano, y a la vez muy eficiente, de petición de elecciones anticipadas y incapacidad del presidente de sacar adelante el país”. Ve en las primarias un proceso “que beneficiará claramente al PSOE”.
“El panorama político cambia porque, ahora más que nunca, nos vamos a adentrar en un clima claramente preelectoral, con dos partidos pensando ya en las elecciones generales”, considera Laza. “La noticia ya no es si Zapatero se presenta o no, sino quién le sucederá y esto, por una parte, le viene bien al PSOE y al propio Zapatero, que tendrá más margen para gobernar e impulsar reformas”, concluye. Rodríguez-Polo incide en la idea de desorden, ya que con las primarias “por un lado tendremos a Zapatero tomando decisiones, ya sin la mínima preocupación por la reacción de la gente, y por otro, a algunos ministros disputándose el favor de su militancia”.
No opina igual Rodríguez Andrés, para quien el debate sucesorio “ha sido muy seguido por la clase política y porlos medios, pero a nivel de calle tiene menos impacto”, por lo que es “previsible que no altere en gran medida los sondeos de intención de voto a medio y largo plazo”. Según comenta, la clave será el de disputa interna: “Se ha comprobado que aquellos partidos en los que las primarias han sido más duras entre los aspirantes, han acabado teniendo peores resultados”.
“Un año es más que suficiente” para posicionar a un candidato, “sobre todo cuando son ya muy conocidos”, apunta Carlos Ruiz Mateos. Otra cosa es remontar las encuestas, que se antoja “un reto realmente complicado”. Y lanza un pronóstico: “Rubalcaba no entrará en ‘batalla’ electoral contra ningún candidato y sólo dará el paso adelante de presentar su candidatura si ve el camino despejado”. La clave, añade Marc López Plana, estará en “si la economía repunta y el PSOE realiza un proceso de primarias ordenado y serio; también habrá que tener muy en cuenta la evolución de ETA hacia su disolución. Según evolucionen esas tres claves el PSOE podría recuperar confianza popular”.
En cualquier caso, no será antes de verano cuando se conozca quién intentará evitar la victoria del PP, pero dos nombres destacan entre el resto: el de Rubalcaba, el político mejor valorado por los españoles con un 5,32 de media, y el de Chacón, la segunda mejor valorada con un 4,49, según el barómetro que el CIS publicó en enero. Rajoy parecía tenerlo hecho pese a su 3,25 de valoración media contra el ligeramente superior 3,30 de Zapatero, pero… ¿podrá igualmente contra un candidato con mejor valoración?

La sucesión de ZP (II)

(Continuando el hilo abierto en los comentarios del post de esta misma temática de hace unos días, me parece justo ampliar aquí).

Ya no es un secreto a voces, como antes. Desde el pasado mes de octubre, coincidiendo con el Día de la Hispanidad, se venía comentando en ciertos sectores la posibilidad de que Chacón fuese la sustituta de Zapatero. Y aunque se había postulado en alguna ocasión, fue ayer cuando reconoció abiertamente que le gustaría presentarse a unas primarias. Uniendo estas declaraciones a las anteriores en las que afirmaba que nuestro país ya estaba preparado para tener una mujer como presidenta del Gobierno, sostiene ahora que puede aceptar también un presidente de origen catalán.

Los editoriales de los periódicos no han perdido ocasión para sacar punta:  ‘El País’ comenta que “Chacón alimenta el debate de su candidatura a liderar el PSOE”. ‘El Mundo’ sitúa a Chacón “en la carrera sucesoria”. ‘El Periódico’ dice que “Chacón se sitúa como alternativa a Rubalcaba si Zapatero renuncia”. De igual modo, ‘La Vanguardia’ dice que “Chacón rivaliza con Rubalcaba”. Por su parte, ‘La Razón’ resalta que “Chacón se posiciona en la sucesión ante siete ministros de Zapatero”, tal y como informa hoy diario crítico.

Como ya he comentado he comentado con anterioridad, es posible que la aparición de facto de Rubalcaba como actual sucesor de ZP (desde primeros de diciembre, colocándose al frente de las soluciones a la crisis de los controladores) se destape ahora como una operación de estrategia e imagen, para terminar de quemar el único cartucho de credibilidad del Gobierno al servicio del partido en el poder. De esta manera, el actual vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Interior, estaría ejerciendo más de presidente que el propio ZP en un intento de acaparar golpes, antes de ser finalmente quemado en la hoguera de los faisanes en los próximos meses.

En este escenario, se postularía firmemente la posibilidad de contar por primera vez en España con una candidata a la presidencia del Gobierno, con experiencia de Gobierno (en el área de Defensa,  tradicionalmente reservada al mundo masculino) y con buena imagen. Habría sido Chacón la candidata elegida y preparada por Zapatero desde el comienzo, con una carrera política modelada a su antojo, con el fin de ser presentada ante todos como la mejor opción desde las filas socialistas para aspirar a la presidencia del Gobierno. En parte, tiene su lógica: si el Ejército español, con todos sus rancios seres, ha sido capaz de tragar y aceptar que al frente de sus designios se encontraba esta mujer, serán capaces de aceptarlo todos los españoles. Y, en el fondo, no le falta razón. ¿Quién se va a atrever a decir que Carme Chacón no está preparada para dirigir un país si ha dirigido nuestros ejércitos? -con mayor o menor gloria, eso sí, en algunos casos, léase retirada de tropas o resolución del secuestro del Alakrana-.

A primeros de octubre pasado, cuando me plantearon por primera vez la posibilidad de que fuera ella la elegida para sustituir a Zapatero, dije “tiene muy buena imagen, pero le falta fondo”. Yuri Morejón me respondió entonces, cargado de razón: “Justo lo que pensabas de Zapatero antes de que ganase, verdad? Ya se encargarán ellos de que cambies de opinión”. Si ZP fue capaz de ganar dos elecciones generales y confirmar tras su primera victoria que cualquier persona es capaz de ser presidente del Gobierno, Carme Chacón podría ser capaz de ganar y confirmar que cualquier persona, incluso si es mujer y catalana, es capaz de llegar a dirigir un país.

Otra cosa es si el país, el electorado y en primer lugar el Partido Socialista está dispuesto a volver a jugar a las probabilidades electorales con los designios económicos de un país en las manos. ¿Es Chacón realmente la candidata que el PSOE merece? ¿Tendría alguna posibilidad de ganar frente al amortizado Rajoy? ¿Podría el registrador de la propiedad robarle algún voto a la actual ministra en las bancadas de jóvenes y de mujeres de nuestro país? ¿Tendrá más fuerza el localismo gallego frente al catalán? Hagan juego señores: la partida ha comenzado.